9/8/10

Nota a la serie "Los peores"

En vista de los comentarios que han llegado (tanto en el propio blog como por otras vías) a raíz de la reciente entrada sobre Bonisolli, pretendo recordar o aclarar el sentido de esta serie. La primera nota sobre Corena (noviembre de 2008) iba precedida por esta explicación:

Vamos a realizar un lúdico repaso a través de un grupo de cantantes que, habiendo disfrutado de prestigio durante su carrera o incluso manteniéndolo actualmente, sólo pueden desmoronarse cuando se los somete a una revisión seria.

Al margen de las cualidades que se han discutido, se trata siempre de cantantes que han desarrollado carreras de primera línea. Quedan excluidos, por tanto, los decidamente malos, por decirlo de alguna manera. En el caso de Bonisolli está claro que aunque fuera sólo por sus excesos no era un cantante del montón. Sin embargo no hay como escucharlo actuar junto a grandes artistas para darse cuenta de que era un intruso entre ellos. Basta tomar su registro de "La Traviata" bajo dirección de Gardelli: la audición de Bruscantini cantando "Di Provenza" o de la Freni en "Addio del passato" convierte a Bonisolli en poco más que un amateur con talento que podría quizá haber cantado como ellos, pero que en realidad se quedó a mucha, mucha distancia de conseguirlo - más de la que permitiría tomarlo en serio. Como los otros convocados, su nombre aparece en la reducida lista de quienes han hecho la ópera del S. XX - en muchos casos con gran mérito en ello de las discográficas - pero no debe omitirse la nota al pie recordando que nunca estuvieron a la altura ni de su prestigio ni de los estándares correspondientes. "Los peores" analiza con humor y mal humor a esa saga de intrusos que cantó junto a las élites y que hoy nos parecen cuerpos extraños en ese contexto.

Un saludo a todos los lectores.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola... soy fiel seguidor de tu página casi desde el comienzo, aunque hasta ahora no había incluido ningún comentario a tus artículos. Me ha parecido especialmente interesante y divertida tu serie sobre "los peores", con la cual estoy de acuerdo por el momento al 100%. Singular alegría me llevé cuando vapuleabas sin consideración alguna a Louis Quilico, al que podríamos considerar el Presidente de Honor y Vitalicio de tan selecto club (será difícil que alguien pueda superarlo y eso que en estos días hay para dar y regalar). Todavía me estremezco al pensar en las innumerables grabaciones irremediablemente perdidas a causa de este elemento, en especial, I Puritani con Sills y Pavarotti o los Otello junto a Vickers. Terrible...

En fin, un saludo cordial y a seguir adelante. Eisenach.

Ricardo Marcos G. dijo...

Todo ha quedado bien aclarado Gino. En verdad me ha divertido esta serie y reconozco tu esfuerzo y dedicación para fundamentar tus puntos de vista. También creo que es válido estar en desacuerdo aquí y allá.

¿Podría sugerir a Ruggero Raimondi para una entrada futura? Quizá no estés de acuerdo...

Saludos

Gino dijo...

Reconozco que Rugidos Raimondi es uno de los opositores que no han terminado de ganarse la plaza. Como Gobbi o Neidlinger.

Un saludo a ambos.

Nautilus dijo...

Ayxxxxx, de verdad, ¿quiere hacer el favor de dejar de meterse con Neidlinger comparándolo con gente como Tito Gobbi?

Francisco dijo...

Apoyo la moción de mi estimado amigo regiomontano, Ricardo Marcos G. Desde hace años hemos intercambiado humores respecto lo pedestre de Ruggero Raimondi, en mi caso, a grado tal que no he adquirido y escuchado grabaciones (¡oh, Rossini!)en donde precisamente aparece su nombre. Un abrazo desde México, Gino.

Adriano dijo...

A pesar de las críticas vertidas y todo eso... considero este blog muy interesante y muy valiente al destacar (siempre de forma más distendida) a los peores cantantes. Como en todas las profesiones, siempre habrán trabajadores que, aunque desarrollaron su trabajo junto a otros más grandes, no aportaron (o en su caso empeoraron) un trabajo de equipo serio y destacado.
También considero a Bonisolli un tenorino de medio fuelle, que si bien cuenta con una legión de admiradores (caso de Jaume Aragall, entre otros) se debe principalmente a actuaciones puntuales y desorbitadas, antes que a una carrera plena.

Edgardo dijo...

Interesante la serie acerca de los peores, y estoy de acuerdo en incluir a r. raimondi y otro candidato seria leo nucci; por otro lado aunque suene controversial no me parece que ramòn vinay pertenezca a este grupo selecto de artistas que han lastimado el arte lìrico. Y siempre es bueno discrepar, la discusiòn hace las cosas màs interesantes.